El camino más corto hacia uno mismo

No hay investigación más bella, interesante pero, sobre todo, necesaria e imprescindible que la de conocerse a uno mismo, de verdad. Conocerse, implica recordar quién eres. Conocerte, es conocer las reglas del juego de tu vida. Conociéndolas, acertar es mucho más probable. Sí, realmente creo que existe el acierto, la acción óptima y que se puede y debe elegir conscientemente. Nace de algún sitio que yo llamo centro. Pero hay que querer llegar desde la seriedad más absoluta. Cuando uno llega al centro, aprende lo necesario, aprende lo verdadero y lo intelectual se vuelve útil para un fin o propósito.

Compartir
¿Qué es el diálogo?

No hay diálogo si no hay  voluntad de escucha. Uno puede ver que suele haber más interés en alzar más la voz o decir algo que impresione para llamar la atención lo suficiente pero sin ninguna  gana de escuchar. ¿Por qué no nos escuchamos?

Compartir