Quién

Silvia Cantos Pi

Recuerdo como si fuera ahora mismo el día en el que desperté de mi sueño por primera vez. Como ya describo en el libro, siendo adolescente, un día me escuché a mí misma interiormente criticar a unas chicas. Me di cuenta tras una larga reflexión que mi agresividad nacía fruto de mi envidia. Eso dio lugar a una vida de pura auto-observación que me llevó a muchas conclusiones que hicieron posible con el tiempo encontrar la llave de trascendencia de mi propio sufrimiento. Existe un criterio dentro de nosotros que podría conducirnos hacia un destino de paz y lleno de sentido si no cayéramos presos de la distracción de tantos estímulos a los que estamos sometidos fruto de criterios económicos y sociales, lejos de nuestra naturalidad como seres humanos.

 

Existe una Realidad Objetiva y existe una Realidad Subjetiva. Diferenciarlas depende de un Criterio Justo que podemos dejar aflorar después de descondicionarnos y romper las limitaciones de nuestras carencias, creencias e intereses egocéntricos a través de la práctica adecuada.

Con la intención de buscar una acreditación que me permitiera ayudar a las personas con inquietudes y procesos similares a los míos decidí formarme en diversas áreas de apoyo a la evolución interna. Decidí dejar la ciudad donde vivía, el piso y todas mis cosas para emprender un nuevo camino que me ha llevado hasta aquí. Realicé el Máster de Coaching de Vida y Corporativo en Barcelona y, seguidamente, me formé en Terapia Transpersonal en Madrid. Nada satisfecha con ello, poco después de finalizar el último curso, emprendí un viaje que convertiría mi aprendizaje en algo más. Más de tres años viajando por Asia y Australia, sumida en un trabajo de auto-investigación y reflexión, en contacto con otras culturas y enseñanzas me permitirían confirmar la existencia de una Verdad Objetiva común y que nos iguala como seres humanos.

 

En la actualidad continuo mi formación y camino interior, por lo que acabo de terminar el profesorado de Hatha Yoga Clásico, estudiando en la India durante seis meses en una escuela donde mantienen y transmiten esta enseñanza de la manera más pura, tal y como se hacía antiguamente. Recientemente he comenzado también la carrera de Filosofía.

Este trabajo no es fruto de la investigación externa sino que es consecuencia de la investigación interna. La magia se produce cuando descubres que el ADN de la sabiduría está codificado en tu corazón esperando a ser descifrado. La diferencia entre aprender desde fuera o aprender desde dentro es que nace en ti el Poder absoluto de la creencia con fundamento y criterio. Es un viaje de no retorno. Cuando aprendes desde fuera, puedes recular, derrumbar u olvidar. Pero cuando aprendes desde dentro, llegas a conocer la Verdad que no puede ser negada.

En algún lugar dentro de nosotros hay algo esperando a ser estimulado para que nazca una búsqueda y comprensión acerca de la Verdad del ser humano. Muchos años atrás cuando todavía era adolescente esa parte de mí fue alentada. Y paralelamente a las matemáticas, lengua o ciencias naturales me designé una asignatura más: la ciencia de la Verdad en sí misma.

 

Ha sido una carrera sin freno que me ha llevado a ser especialista en una materia muy singular: yo misma. No tardé mucho en darme cuenta que los patrones de estudio e investigación que me llevaron a ciertas consecuencias, verdades y comprensiones eran patrones que se repetían.

 

Partiendo desde un punto muy subjetivo en el que me encontraba podía llegar a otro punto mucho menos relativo y más fidedigno a la Verdad. No importaba si se trataba de conocer la respuesta a una pregunta o decidir el comportamiento adecuado que permitían la paz y el equilibrio en la situación en la que me veía envuelta. Descubrí que dentro de mí se iba manifestando un justo criterio que podía medir la situación y priorizar correctamente para que la situación de vida en cuestión se desarrollara de forma óptima para mí y para las personas que me rodeaban. Detrás del justo criterio había una actitud muy concreta que permitía, toleraba y respetaba la naturaleza de cualquier persona y cualquier cosa desde un corazón puro y libre de apegos egocéntricos.

 

Con los años fui descubriendo que había un denominador común en las enseñanzas de diferentes fuentes que insinuaba que había una sabiduría común y objetiva a la que podíamos llegar por nosotros mismos, sin ni siquiera haber tenido un Maestro cerca para ello.

Formación
  • Desarrollo Personal

    Máster en Coaching de Constructivismo Social
    Terapia Transpersonal

  • Meditación

    Un año y medio viviendo en un centro budista en Tailandia

  • Yoga

    Hatha Yoga clásico en la India

  • Filosofía

    Estudiante de filosofía

Cuando viajas por los océanos de tu corazón descubres muchos barcos hundidos, algunos tesoros y mucha historia que, al llegar a cierta madurez, no puedes dejar de compartir. Casi te sientes obligado a ello. Algo dentro te impulsa a compartir aquello que es beneficioso para todos.

Cuando viajas a lo más hondo llegas a lo más elevado. Uno puede llegar tan alto como se proponga, siempre y cuando descubra el camino recto y la Verdad que lo permite. Yo me he parado en este momento, solo a cierta altura, para mirar hacia abajo, ver el camino recorrido y compartirlo con las personas que estén esperando el estímulo necesario, el estímulo justo.

Experiencia
  • Escritora

    Autora del libro Verdad Objetiva y Ser Humano©

  • Resolución de conflictos

    ¿Quién puede resolver los conflictos? Quien puede ver la verdadera causa.

  • Introspección Personal

    Procesos grupales e individuales de Introspección Personal y Cultivación Interior

  • Facilitación Verdad Objetiva

    Proceso para conseguir la claridad necesaria para poder vivir implicado en la vida pero sin enredarse en ella.

1
Hola, ¿puedo ayudarte en algo?
Powered by