Si despiertas, puedes decidir investigar

En ti hay un ser con cualidades innatas que te hacen único en unos aspectos, te hacen común a los demás en otros y te unen a la naturaleza en muchos más. Tienes un cuerpo único, pero muy parecido al resto de humanos y con cualidades que te igualan a todos los seres en la tierra, como es la propia transformación o muerte. Existe una verdad objetiva en nosotros que nos define como individuos y como especie o como seres existentes. Existe una verdad objetiva que nos une. Pero, como ser individual, tú eres único. ¿Quién eres? A esa pregunta solo puedes responder tú, si despiertas.

Compartir
El bien y el mal

Tus acciones vienen definidas por los valores que te mueven. Los valores que te mueven son las normas que definen tu conducta. Hay hechos y acciones que consideras injustos ¿Por qué es injusto? ¿Quién considera algo injusto? ¿Para quién es injusto? Dentro de ti existe lo que está bien y lo que está mal. ¿Por qué algo está bien y algo está mal? ¿Qué hay detrás del bien y del mal? ¿Algo está bien si te beneficia o si beneficia y algo está mal si te perjudica o perjudica? Pero, ¿qué es beneficioso y qué es perjudicial? ¿Para quién? ¿Quién lo decide? ¿Algo es beneficioso si provoca una buena sensación? ¿Y perjudicial si te provoca una mala sensación? Pero, ¿qué es una buena sensación? ¿Y una mala sensación? ¿Es para todos igual? ¿Podría una mala sensación ser positiva o buena para ti? ¿De qué depende? Dentro de nosotros existe el criterio.

Compartir
El rumbo es el camino correcto, el timón es la paz, tú el capitán

Existe un camino correcto, el camino de la búsqueda de la verdad objetiva. Camino promovido y motivado por el respeto a lo verdadero. Tú diriges. Muchas decisiones ocupan tu día a día y todas ellas pueden ser correctamente tomadas. Muchas preguntas se te presentan en la vida y todas ellas pueden ser correctamente respondidas. La decisión correcta y la respuesta correcta nacen de una actitud correcta ante la cuestión. Detectar la verdad objetiva de cada situación, descripción o acción te libera, te mueve y te hace evolucionar. Te libera de la incógnita, de la confusión. Te mueve del bloqueo y te permite avanzar. Te hace evolucionar. La evolución es un cambio de etapa donde la nueva contiene progresos respecto a la anterior. En la nueva etapa estás mejor que en la anterior. En la nueva etapa, sabes más que en la anterior. Evolución es resolución de la incógnita del conflicto y de la etapa a través de la acción correcta que te permiten la meditación reflexiva y el justo criterio. En el camino correcto el único rastro es la paz, huella de un caminante justo. El camino correcto es la suma de todas las acciones correctas nacidas de la decisión adecuada, nacida en el justo criterio, ante cualquier cuestión que se nos presenta.

Compartir
¿Realmente estoy Despierto?

No hay investigación más bella, interesante pero, sobre todo, necesaria e imprescindible que la de conocerse a uno mismo, de verdad. Conocerse, implica recordar quién eres. Conocerte, es conocer las reglas del juego de tu vida. Conociéndolas, acertar es mucho más probable. Sí, realmente creo que existe el acierto, la acción óptima y que se puede y debe elegir conscientemente. Nace de algún sitio que yo llamo centro. Pero hay que querer llegar desde la seriedad más absoluta. Cuando uno llega al centro, aprende lo necesario, aprende lo verdadero y lo intelectual se vuelve útil para un fin o propósito. Aunque muchos nos hemos adentrado en la lectura de libros de meditación, crecimiento o desarrollo personal, o hemos asistido a talleres, algunos seguimos atascados en episodios de sufrimiento. Pasando fácilmente de momentos de lucidez a períodos de inconsciencia. Seguimos en la misma casa, ciudad, las mismas simpatías y antipatías, el mismo marco condicionado.

Compartir
Despertar

Despertar es un salto. Despertar es un punto de inflexión. Es comprender algo. Es crecer. Evolucionar. Despertar es acceder al poder que te da la visión y la luci­dez. Despertar es tener una nueva perspectiva. Despertar te permite potenciar tu inteligencia. Adaptarte. Despertar te permite controlar y dejar de ser controlado. Despertar te concede la opción de liberarte. Independizarte de lo que te frena, te limita y te ahoga. Despertar te puede llevar a desarrollar tu máximo potencial y manifestar tu naturalidad individual, si lo decides. Despertar te permite el ac­ceso a toda verdad objetiva cognoscible, si lo decides. Despertar es madurar. Es volverse el responsable. Despertar es vivir consciente de cada acto y palabra que generas. Si eres capaz de cuestionarte a ti mismo, estás despierto.

Compartir