TESTIMONIOS

Durante mucho tiempo han habido personas con las que he trabajado que han pasado por experiencias de cambio o experiencias de sufrimiento y que han encontrado el camino de la trascendencia con la facilitación de la Verdad Objetiva. Sus experiencias y reflexiones pueden ser de gran utilidad para el comienzo, el acompañamiento o la confirmación de un camino que todos acabaremos recorriendo más tarde o más temprano.

África Baeta

Periodista y presentadora

Patxi

Independent Lyconet Marketer

Idoia y David

Una experiencia en pareja

Aintzina Intxausti

Promoción, construcción e intermediación inmobiliaria

Joanna

Peluquera y propietaria de Joanna Regis Estilistas

David

Comercial Técnico

Idoia

Esteticista y Propietaria de Bihotzez Belleza Natural

Estíbaliz

Coordinadora Procesos VO

Susana

Diseñadora y Propietaria de Ivory Novia

Reportaje Testimonios
Dani, Mallorca 2019
Diría que VO es una perspectiva que te permite visualizar quién eres realmente, y te descubre un camino a una vida más plena.
Ahora deseo una vida más plena, porque soy consciente de que existe. Le ha dado más sentido.

He visto en mí verdades, que me han desvelado que no actúo como realmente soy en la versión más genuina de mí. Y solo por eso, el curso ha merecido la pena. Me ha enseñado que hay un camino mejor en mi vida, y que también puede haberlo en la de mucha gente, que no sabe que puede despertar su consciencia.

Silvia aparenta ser una persona excelente. Puedes sentir cierta envidia, sana, en el modo en que actúa, porque te gustaría ser capaz de proyectar la energía que desprende. Se ocupa realmente de que sientas lo que trata de transmitirte. Y te guía para que encuentres dentro de ti, tu más profundo y genuino ser.

Juana, Pamplona 2019
El proceso me ha parecido excelente, me ayudó a enfrentarme a aspectos dolorosos de mi vida que no he sabido encajar y que por el contrario, he permitido que roben gran parte de mi tranquilidad llevándome a vivir desde el enfado y el miedo.

Me ha ayudado a darme cuenta que yo soy la dueña de mi libertad y mi felicidad. Tengo que romper esas cadenas que llevo años atándome, tengo que dejar de juzgar, de auto infringirme dolor, es un deber para conmigo misma desanclarme del pasado y avanzar.

Silvia es una mujer muy cercana, me gusta esa capacidad suya de preguntar y preguntar porque nos ayuda a descubrirnos, a darnos cuenta que muchas veces ponemos a
nuestros personajes o nuestro ego para que hable por nosotras pero pocas veces hablamos desde nuestra esencia.

Por otro lado, la manera como presenta el tema me parece muy enriquecedora y basada en un profundo conocimiento, los ejemplos están muy bien y permiten la comprensión exacta de lo que quiere decir.

Yo personalmente tengo que agradecer la manera como abordó mi tema, jamás nadie me había dicho que estaba llevando un papel que no es necesario y éste es sin lugar a dudas el mayor aporte que alguien me ha podido hacer, es una de las mayores riquezas que me llevo del curso.

Verdad Objetiva es como empezar a subir una montaña, al principio vas animada porque vas a descubrir un paisaje nuevo, empiezas a andar y a respirar tranquilamente pero a medida que vas subiendo la cuesta, cuando encuentras un camino pedregoso, cuando te caes porque hay lodo en el suelo; tu respiración va mas rápido, sudas demasiado, quieres olvidar el fin último que es descubrir aquel hermoso paisaje. Las piernas te tiemblan y tu cuerpo ya no quiere responder, te ataca el hambre y te invade una profunda desesperación, ya no te importa el paisaje, en tu cabeza sólo hay una pregunta ¿abandono o sigo? Y es en ese momento crítico cuando pasa alguien delante de ti; también cansado, también sudado, sus piernas también le tiemblan, tiene hambre y su respiración también está muy entrecortada y te dice: “sigue que merece la pena”, es ahí cuando te entran de nuevo las ganas de descubrir si realmente merece la pena. Sin saber de dónde sacas fuerzas, te repones, limpias el sudor de tu frente, bebes un poco de agua y empiezas a andar de nuevo. Vas tomando pausas para escuchar a los pajaritos que acompañan tu camino, empiezas a llenar tus pulmones de aire puro; poco a poco la presión que sentías en el pecho empieza a ceder, empiezas a andar con más firmeza, vas recobrando las ganas por llegar y así un paso tras otro te acercan a tu destino. Finalmente llegas a la cumbre y te sientes viva, fuerte, maravillada por tanta belleza natural, abres tus brazos queriendo volar, eres consciente que lo has logrado, que te ha costado pero lo has logrado. Una vez allí en lo alto sabes que esto es sólo el inicio, que estás preparada para más Un camino genuino de Introspección Personal y Cultivación Interior retos, que seguramente la próxima vez irás más preparada y lo más importante que sí mereció la pena…

Gracias a aquellos que cada día hacen esto posible.
A quienes se atreven a mirar dentro y evolucionar.
Porque la felicidad es posible, si no la interrumpes…
1
Hola, ¿puedo ayudarte en algo?
Powered by